miércoles, 10 de mayo de 2017

Unboxing Un viaje sin retorno.



¡Hola, amigos!


Ya nos vamos acercando al final del curso escolar (¡ánimo a todos los estudiantes o padres que me leen! ) y el cansancio ya se empieza a sentir, pero no quería dejar de compartir con vosotros el maravilloso momento en el que los primeros ejemplares de Un viaje sin retorno llegaron a casa.


Os podéis imaginar mi alegría al ver aparecer al señor mensajero con esas cajas cargadas de sueños y aventuras en busca de un nuevo hogar. Mirad como mis pequeños saludaban a su mamá...







 La verdad es que CreateSpacese lo ha currado y las cajas han llegado en buenas condiciones y mucho antes de lo esperado. Además, os puedo asegurar que el acabado es de bastante calidad para tratarse de una autoedición, es más, echando un ojo a la primera edición de La sombra de una esperanza me sorprendió que la calidad de esta novela fuese muchísimo mejor y eso me ha terminado de convencer de sacar una nueva edición de La sombra de una esperanza con CreateSpace.
Supongo que los que me seguís en Facebook ya habréis podido ver vosotros mismos la calidad a través de las fotos que colgué aquella misma tarde, pero, para los despistados, aquí tenéis el book de fotos que mi queridísimo marido hizo de mis pequeños.

Como véis la portada de Nune Martínez ha quedado de lujo y no podéis negar que resulta sumamente atractiva a primera vista... ¡yo me lo compraría!
Además, dado que yo tengo grandes ideas para la puesta en escena y mi marido tiene unas manos mágicas con la dichosa cámara, me pareció una buenísima idea ambientar un poco las fotos con esos adornos que podéis ver en la foto.
Las máscaras son un recuerdo de Venecia, donde, por cierto, mi marido se me declaró hace ya casi dos años. Estas máscaras representan la tragedia y la comedia, algo que viene muy bien porque Un viaje sin retorno tiene mucho de las dos cosas. Además, me pareció genial dar uso a uno de los regalos más especiales que me han hecho: una pluma y su tintero. Este adorno queda genial si tenemos en cuenta que, en esta parte, vamos a conocer a Owen, un bibliófilo muy especial, que seguramente estaría encantado con el detalle.








Por último, podemos hablar de la calidad interior. La verdad es que tuve que leer muchas opiniones anttes de decidirme por el color de las páginas interiores. Para los que no lo sepáis, CreateSpace te ofrece dos posibilidades: blanco o crema. Al parecer, el color crema es el más utilizado actualmente por las grandes editoriales porque se considera más adecuado para la lectura y, tras leer varias opiniones, me incliné por esa tonalidad para el interior. La verdad es que ahora mismo no me arrepiento porque, aunque no se nota mucho, esa cremosidad sí que hace que el interior parezca más cálido y menos frío.


En fin, podemos concluir este unboxing dándole un 10 a CreateSpace por el trabajo de impresión y envío. Sinceramente, si teníais pensado autopublicar y no sabíais muy bien si decantaros por la opción de Amazon, yo os lo recomiendo si queréis una edición de cierta calidad a un precio más que adecuado.

Un abrazo, chicos.




domingo, 16 de abril de 2017

Cositas nuevas...

Buenas tardes, amigos.

Tal y como os anunciaba en la última entrada, la segunda parte de Eterna Oscuridad está cada vez más cerquita de ver la luz y por eso estoy compartiendo a través de las diferentes redes sociales algunos detallitos para vosotros.
Como sé que puede ser una locura seguir todas y cada una de las redes sociales, he pensado ponéroslo un poco más fácil y compatir aquí una "leyenda" de lo que podréis encontrar en cada una de las redes sociales, así como un link a las mismas para que podáis cotillear libremente... ¿Qué os parece la idea?

  1. Wattpad.  En mi página de Wattpad podréis encontrar el prólogo y los primeros capítulos de Un viaje sin retorno, además de poder acceder a otro relato y a los primeros capítulos de La sombra de una esperanza.
  2. Facebook. En la página oficial de la novela podréis encontrar un poco de todo: imágenes inéditas, links a reseñas (cuando lleguen) y línea directa conmigo si alguien se anima a comentar :D
  3. Twitter. Ideal para aquellos que quieren saber qué me interesa o qué pienso en algún momento.
  4. Pinterest. Hay un tablón especial para Eterna Oscuridad en el que podréis encontrar imágenes de los diferentes protagonistas del libro.
Aprovecho para avisaros de que ha comenzado la preventa de Un viaje sin retorno, así que si alguien está interesado en tenerlo antes que nadie, podéis pinchar en la imagen.

https://www.amazon.es/viaje-sin-retorno-Eterna-Oscuridad-ebook/dp/B071D97XQC/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1492367365&sr=8-2&keywords=un+viaje+sin+retorno

miércoles, 12 de abril de 2017

Ya ha llegado el día.



Buenas tardes, compañeros.

Hoy os traigo una noticia estupenda y es que la versión en papel de Un viaje sin retorno estará disponible en versión papel y en versión digital en unos días.
Resultado de imagen de yeah! gifSí, sí... habéis leído bien. Hace apenas unos minutos he terminado de hacer la última revisión y... voilà! Ya he dado al botoncito rojo (negaré haberlo hecho con una mano tapándome los ojos, así que esto queda entre nosotros) y lo he dejado todo en manos de la bendita tecnología. Al parecer ya está disponible en la tienda de Createspace, pero tendréis que esperar entre 3 y 5 días para tener disponible la versión en papel en Amazon... ¡menos de una semana, chicos!
En cuanto a la versión digital, estará disponible para este fin de semana si las cosas van bien, pero de momento os dejo con la miel en los labios y una bonita imagen en 3D de esta nueva novela con la que, os lo aseguro, vais a sufrir mucho, muchísimo. :P

                                                                   Sinopsis.

"No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes". Elisa está a punto de comprobar cuán real es ese dicho y cuán difícil puede resultar dejar ir a la persona a la que amas, pero también está a punto de descubrir el modo en que nuestros actos pueden afectar a los que nos rodean.
Tras el ataque de la Miasma, Elisa deberá enfrentarse a una de las decisiones más difíciles de su vida y, lo que es peor, tendrá que huir de la única persona a la que ha amado desde la muerte de Daniel. A partir de este momento, Elisa comenzará un camino marcado previamente por los dioses y cuyo fin es terminar con la amenaza de la Miasma sin importar los sacrificios que deban hacerse para ello.
En compañía de Grey y de un renovado James, el grupo debe iniciar una nueva aventura que les obligará a enfrentarse con sus propios miedos y deseos, así como a aceptar que juntos han emprendido un viaje que, para muchos, no tendrá retorno.





Además, ¿qué os parece daros un regalito extra? Sí, serán las vacaciones o el solecito que las acompaña, pero me siento generosa así que, como premio, a partir del día 14 de abril y hasta el 17 de abril podréis adquirir una copia digital de La sombra de una esperanza totalmente gratis en Amazon.
¿Os parece un buen regalo?

¡Hasta dentro de poco, amigos!











sábado, 11 de febrero de 2017

¿Seguimos con los descubrimientos?

Buenos días, compañeros de viaje.

Hoy el día se ha levantado frío y lluvioso, así que he pensado alegraros un poco el día compartiendo algunas cosillas relacionadas con Un viaje sin retorno.  En esta ocasión no compartiré un nuevo capítulo con vosotros, sino que voy a presentaros algunos de los lugares por los que viajaréis en compañía de Grey, Elisa y James. ¿Os apuntáis?

1. El pantano de Limbeth.

El pantano de Limbeth ocupa parte del territorio de Sum, una zona humilde en la que sus habitantes sobreviven gracias a las caravanas comerciales que se abastecen en sus tiendas de los escasos frutos de una tierra ya agotada.
Antaño, el reino de Somfelt fue rico y próspero gracias a la presencia de las minas de Quolth, pero todo ello acabó cuando las minas fueron atacadas por un grupo desconocido que no dudo en asesinar a todos aquellos que se encontraban en los túneles. A partir de aquel momento, los habitantes de la zona se negaron a continuar trabajando en aquellos túneles bañados en sangre, en los que aún se podían oír, si hacemos caso a los rumores, los gritos de aquellos pobres desdichados que murieron en su interior.
Junto a las minas, se extendía una zona pantanosa que separa el reino de Somfelt del misterioso bosque de Evlon: el pantano de Limbeth. Pocos son los que se atreven a transitar por él, ya que se dice que, durante las noches, los espíritus de los pantanos salen de sus húmedas moradas y confunden a los viajeros, conduciéndoles a las aguas infectas en las que mueren y quedan atrapados.



2.  Evlon.

Evlon es una de las zonas más misteriosas de todo Elindora. Sobre este lugar circulan cientos de rumores: extrañas criaturas que merodean entre los árboles incitando a los viajeros a seguirlas para luego darles muerte, hermosas mujeres que tientan a aquellos que entran y les enloquecen con sus dulces besos, árboles que cambian su posición para extraviar a los viajeros, ... Comprenderéis, pues, que pocos sean los valientes que se atreven a caminar bajo la silenciosa mirada de sus malévolos moradores.




3. Waterfall.
Una pequeña aldea situada en una zona hermosa y tranquila del reino de Vetel. Waterfall no tiene grandes ingresos, ni siquiera grandes construcciones, pero entre las tranquilas calles de esta pequeña comunidad de granjeros y artesanos se oculta un valioso tesoro que atraerá la atención de una fuerza demasiado oscura como para ser combatida con hachas, martillos y hoces.





4. Desierto de Saqua.
En el norte de Elindora, custodiado por una mítica tribu que se asegura de que nadie entre por error en esta basta extensión de tierra, se encuentra Saqua. Este desierto es el más grande de Elindora y, según parece, el más peligroso, ya que todo aquel que entra, ya nunca vuelve a encontrar la salida, sino que se condena a vagar entre sus solitarias arenas durante toda la eternidad buscando viajeros a los que engañar para que la pasen con él.


Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado descubrir la historia de algunos de los lugares más importantes de esta nueva aventura.


Pasad un buen día, amigos míos.
http://1.bp.blogspot.com/-bJ-jQ22YFaY/UhCi-oVwLLI/AAAAAAAABDQ/3Aly9gnR3Y4/s1600/firma+personal.png

sábado, 4 de febrero de 2017

Un fragmento para abrir boca


Buenos días, compañeros.

Tal y como os prometí, voy a empezar a colgar por estos lares información sobre la nueva novela con el único objetivo de haceros sufrir la espera...
Resultado de imagen de gif muahahaha

Así que para empezar con el sufrimiento  voy a compartir con vosotros el primer capítulo de la novela para que vayáis abriendo boca. El sábado que viene os dejaré otro regalito, así que... ¡No os lo perdáis!
Por ahora, sólo espero que os guste  y que dejéis un comentario compartiendo vuestra opinión.

Un saludo, amigos.



Capítulo I

El viento sacudía con fuerza los ventanales de la torres. Los goznes crujían con cada sacudida y pequeñas gotas de agua salada se introducían por las grietas. La tormenta avanzaba con rapidez hacia ellos y la sala se iluminaba tenuemente con cada rayo, de modo que la pequeña habitación de piedra adquiría un aspecto tétrico y fantasmal; los truenos sacudían los cimientos mientras las olas golpeaban el acantilado que había a sus pies.
      Los tres hombres se mantenían en silencio, sentados en sillas de aspecto desvencijado en torno a un improvisado fuego. Ninguno de ellos levantaba la mirada, perdidos como estaban en sus pensamientos.
      —¿Cuánto vamos a tener que esperar, hermanos? —preguntó uno de ellos, visiblemente agitado ante el temporal que se avecinaba.
      —Tardarán lo que tengan que tardar, Iulio.
      —Pero llevamos horas aquí y…
      —Iulio —intervino el tercer hombre al tiempo que la tenue iluminación dejaba ver su rostro surcado de cicatrices—. Mantente en silencio.
            Iulio agachó el rostro y fijó su mirada en el fuego; sus manos se revolvían inquietas sobre su regazo y no podía evitar sacudir las piernas en una clara muestra de nerviosismo. Era el más joven de aquellos individuos y aquella era su primera salida; había pasado años en el cuartel general dedicado a los aspectos teóricos de la investigación sobre la Miasma, y esa salida repentina en mitad de una tormenta a un lugar maldito no le causaba una sensación agradable.
            El silencio sólo era roto por el sonido de la tormenta que se fraguaba en el exterior y por el lejano aullido de los lobos y demás criaturas que habitaban en aquellos bosques contaminados del Jardín Olvidado. Nadie sabía con exactitud cuál era el verdadero significado de aquel nombre, puesto que los recuerdos de la época de Mirbred se habían perdido y sólo quedaban en la memoria la destrucción, las muertes y la maldición que recaía sobre aquel paraje devastado.
            El Jardín Olvidado era ahora un lugar tétrico, plagado de árboles malformados y retorcidos por la plaga que había arrasado la zona; sus troncos de color ceniza traían a la memoria el estado de los cadáveres que se encontraron allí mismo, abonando con su carne a aquellos árboles enfermos. Toda una civilización había quedado destruida por un artefacto desconocido, un invento de los brujos de Andhal, que no resultó ser tan seguro como ellos mismos creían; su efectividad para acabar con la guerra que asolaba el continente quedó eficazmente probada: no quedaron guerreros ni brujos que combatiesen, aunque tampoco quedaron hombres ni animales. Sólo criaturas deformes y contaminadas que dedicaban su vida a matarse entre ellas.
            El silencio que reinaba en la sala se vio interrumpido por un sonido distante, semejante al agitar de las alas de numerosos pájaros. Un hedor a muerte y sangre se introdujo en la torre, haciendo que los tres hombres se levantasen de inmediato y se colocasen en el centro de la sala. Un círculo mágico, lo suficientemente amplio para acoger a los tres, se dibujaba en el suelo, escrito con sangre y cenizas, mezclando dialectos tan antiguos como el mundo y como aquellos seres con los que se reunirían. Los tres hombres se inclinaron, las rodillas en el suelo y sus miradas clavadas en un punto de aquel círculo.
            —Señores. —El hombre de las cicatrices habló con voz anhelante, el rostro torcido en lo que debió ser una sonrisa—. Hemos hecho lo que ordenasteis, el hijo de la hechicera no será ya un problema y la vidente está al borde de la muerte.
            —¿Tan seguro estás de tu éxito, Gorfred? —preguntó una voz afilada que hizo que los tres hombres se estremecieran—. Según nuestros informadores, tanto la vampira como el hijo de la hechicera siguen con vida. —La ira se podía palpar y la presión en las cabezas de los tres hombres era cada vez mayor—. Dijimos que los queríamos muertos, y vosotros habéis permitido que vivan.
            —No por mucho tiempo, señor —intervino el otro hombre con la voz cargada de temor—. Iulio ideó un arma contra los vampiros y Elisa ha sido herida con ella… —Se interrumpió al notar que aquella presencia se centraba en él y, tragando saliva con dificultad, continuó—. No podrá sobrevivir mucho tiempo.
            —Habéis usado un arma antigua —susurró la voz—. Un arma tan antigua como nosotros, creada por los dioses y forjada en las profundidades de la tierra con el fuego sagrado. —No parecía sorprendida ante aquel descubrimiento, aunque Iulio temblaba de miedo—. Otras razas conocen de su existencia, otras razas que pueden sanar la herida. —De nuevo la ira se apoderó de la voz—. Si no mueren ellos, moriréis vosotros.
            —Pero…
            —No admitimos fallos. No perdonamos los errores.
            Iulio se estremeció al notar la ira creciente de aquellos seres extendiéndose por la sala. Sabía que algo estaba mal, realmente mal. Lo sabía desde que había comenzado a trabajar en ello, desde que había encontrado el Libro de la Luz y había forjado el arma con las palabras mágicas de los brujos. Temblaba de miedo y quería marcharse de allí, pero algo se lo impedía. No podía moverse ni gritar.
            —Él forjó el arma prohibida —acusó la voz, centrándose en Iulio, que se mantenía doblegado—. Serás castigado.
            Iulio notó que su cuerpo comenzaba a arder. Era un dolor inimaginable que se extendía por todas sus extremidades sin que él pudiese hacer nada más que gritar en silencio. Notaba la sangre corriendo por su cara y temblaba sin control. Sentía tanto dolor… pero no podía gritar. De repente, todo pasó.
            Los otros dos observaron a su compañero, desvencijado en el suelo, con el cuerpo cubierto de llagas y la boca abierta en un grito mudo. Gorfred le miró con indiferencia, como si aquella muerte no significase nada; el otro hombre le dirigió una mirada cargada de lástima, pero tampoco habló.
      —Terminad lo que empezasteis. Este será vuestro destino si falláis.
      —Sí, mi señor.